September 20, 2018 Claudia Giraldo

ROBOTS, LOS NUEVOS INFLUENCERS CON MILLONES DE SEGUIDORES

  • Share:

Cuando aún no sabemos si los robots nos quitarán el trabajo en el futuro, un sector ya puede empezar a preocuparse, el de los influencers. ¿Cómo? Sí, tan real como la vida misma.

Seguramente muchos ya conocéis los bots como algoritmos que se usan para levantar cuentas de Instagram – u otra red social – a base de likes y comments automatizados pero, lo que seguramente no había oído es que ya este año (sí, no el que viene o de aquí 50 años, este 2018) podemos encontrar robots con millones de seguidores con perfiles donde narran vidas que parecen reales.

Miquela Sousa es un avatar creado en 2016 por Trevor McFedries y Sara Decou como un proyecto de arte digital. Hoy, Lil Miquela, como prefiere que se le conozca, es una modelo de Instagram y cantante en ciernes que “reside” en Los Ángeles, California, como reza en la bio de su perfil: “19/LA/Robot🍒”.

Como una It Girl más, Lil Miquela ya ha posado para Vogue y ha concedido entrevistas en exclusiva, como ésta en Dazed.

influencers_robots¿Es Lil Miquela el nombre de una persona real o solo el de una imagen creada por ordenador?

En la anterior fotografía Lil Miquela aparece junto a su mejor amigo Blawko, otro personaje virtual que se define en su perfil de instagram como “motivational speaker” y “sex symbol”, entre otras cosas. Blawko, que suma 138.000 seguidores en Instagram, tiene una novia, Bermuda, que quiere convertirse en el robot más famoso del mundo. Los tres son un producto de Brud.fyi, un estudio de marketing que cuenta historias y crea personajes con el objetivo de fomentar un mundo más tolerante a través de la integración de las diferentes culturas y la tecnología. Y seguramente, también para vender publicidad a través de las cuentas de Instagram de estos robots que ellos mismos han creado.

influencers_lilmiquelaBawko y Mikela comen pizza con dos amigos de carne y hueso

Estos avatares se hacen selfies y toman fotos con su outfit del día, publican memes en sus stories, desayunan brunch en cafeterías de moda y acuden a conciertos de sus artistas favoritos. También se enfadan entre ellos, se mandan indirectas a través de Instagram y se hackean las cuentas. Como si de la mismísima película “Los Sustitutos” de  Jonathan Mostow, con Bruce Willis como protagonista, se tratara, o un capítulo de Black Mirror, por poner un ejemplo. Los robots recrean el día a día de cualquier persona a través de las redes sociales.

A nivel comercial, estos avatares ya hacen colaboraciones con marcas de moda como Alexander McQueen, Prada o Diesel. Pero nosotros, como agencia de comunicación, nos preguntamos dónde está el límite, ¿incluiremos pronto a los robots influencers en las propuestas para los clientes?

Profundizando en la idea de usar a estos androide-influencers como soportes publicitarios, nos surgen muchas más preguntas, ¿puede un robot-influencer ser recomendador de un producto?, ¿pueden generar tendencias?, ¿una vida artificial puede ser admirada como referente de algo?. De esto último no nos cabe duda de que sí, ya que las redes sociales se han convertido en una alegoría de la vida de muchas personas.

lilmiquelaLil Miquela posando para Vogue con ropa de Alexander McQueen

Sin duda los robots-celebrities pueden ser mucho más eficientes a la hora de publicitar un post sobre un producto, lo harán exactamente como y cuando se lo pidamos, nos permitirán cambiar su comportamiento, modelar sus gustos y aficiones y, porque no, hasta podremos diseñar un ejército de influencers ficticios, celebridades ad hoc para una marca o un cliente.

Quien sabe si dentro de poco tiempo podremos interactuar con ellos también fuera de las redes sociales, gracias a la realidad virtual y entonces no diferenciaremos entre influencers, microinfluencers y celebrities.

 

Fuente de las fotografías:
Todas las imágenes han sido extraídas de los perfiles de Instagram de @lilmiquela y @blawko22.
, , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *